Capítulo II

DE LOS  SOCIOS: DERCHOS Y  DEBERES

 

Artículo 7.- Podrán afiliarse a la Asociación los empresarios que desenrollen su actividad en el ámbito territorial de ésta, y que reúnan las condiciones profesionales a las que se refiere el Artículo 2º, con la única condición de acatar los presentes Estatutos.

Artículo 8.- El ingreso en la Asociación será voluntario; y en calquer rato podrán los asociados dejar de pertenecer a la misma notificándoselo por escrito a la Xunta Directiva con una antelación de diez días la cierra de la baja. Las altas y las bajas se harán constar en un libro constituido al efecto. La baja en la asociación no dará derecho al socio a solicitar indemnización de nengún tipo durante a su período de afiliación excepto que la Asamblea General había dispuesto alguna particularidad al respeto.

Artículo 9.- La afiliación a Asociación lleva inherente el pago de la cuota que se fije por la Asamblea General a la propuesta de la Junta Directiva, y de conformidad con los presentes Estatutos.

Artículo 10.- Los socios tendrán los siguientes derechos:

a) Tomar parte en cuantas actividades organice la Asociación en cumplimiento de  sus fines.

b) Disfrutar de todas las ventajas y beneficios que la  Asociación pueda obtener.

c) Participar en las Asambleas con voz y voto.

d) Ser electores y elegibles para los cargos directivos.

e) Recibir información sobre los acuerdos adoptados por los órganos de la Asociación, pudiendo solicitar certificaciones sobre los mismos.

f) Hacer sugerencias a los miembros de la Junta Directiva en el orden del mejor cumplimiento de los fines de la Asociación.

Artículo 11.- Los socios tendrán los siguientes deberes:

a) Cumplir los presentes Estatutos y los acuerdos válidos de las Asambleas y de la Junta Directiva.

b) Abonar las cuotas que se fije.

c) Asistir a las Asambleas y demás actos que se organicen.

d) Desempeñar, en su caso, los deberes inherentes al cargo que ocupen.

Artículo 12.- La Xunta Directiva de la Asociación podrá acordar la expulsión de  alguno de sus socios por alguna de las causas siguientes:

a) Incumplimiento de las obligaciones establecidas en los Estatutos.

b) Incumplimiento de los acuerdos adoptados por la Asamblea General o por la Junta Directiva en la esfera de  sus respectivas competencias.

c) El incumplimiento de las obligaciones económicas que para el sostenimiento de la Asociación se había habido establecido. Contra el acuerdo de expulsión el asociado podrá formular recurso perante la Asamblea General en un plazo de quince días, que reformará o ratificará la decisión dejando en este caso abierta a la vía jurisdiccional competente.